ESCASEZ MUNDIAL DE CONDUCTORES DE CAMIONES

05-09-22.- La afirmación es contundente y las cifras son categóricas. Faltan conductores profesionales en la mayoría de los países del mundo. Según un artículo publicado recientemente por el diario El País de España, los analistas calculan que en Europa hacen falta cuatrocientos mil conductores, y de acuerdo con la investigación realizada por Transport Intelligence, el país más afectado es Polonia, ya que necesita cubrir más de ciento veinte mil vacantes. Otros países que están en situación de emergencia son: Alemania, entre cuarenta y cinco y sesenta mil puestos; Francia, cuarenta y tres mil, y Reino Unido que necesita noventa mil operadores.

Este problema trajo, además, desabastecimiento de productos, aumento de precios en mercadería y en los fletes y un mayor tiempo para la entrega, alterando el funcionamiento de la economía y generando distorsiones. Además, la proyección a futuro es realmente alarmante, ya que si la escasez de profesionales sigue acrecentándose las consecuencias podrían ser devastadoras.

Los factores para haber llegado a esta situación son varios. El sector no es atractivo por las condiciones de contratación que ofrece, los jóvenes no quieren subirse a un camión para pasar muchos días fuera de casa, arriesgar su vida a diario y que los sueldos no sean acordes. La edad promedio de los conductores de camiones profesionales a nivel mundial está cercana a los cincuenta años y el muy poco recambio generacional puede resultar una bomba de tiempo. Y no hay que olvidarse de la cuestión de género, ya que solo el dos por ciento de los conductores de camiones en todo el mundo son mujeres, aunque por fortuna esa cifra va en franco incremento últimamente.

En España se necesitan quince mil operadores y una de las posibles soluciones es importar conductores extranjeros, sobre todo de Sudamérica, teniendo en cuenta la similitud de los mercados. Fuentes de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) han explicado que los españoles no quieren realizar este tipo de trabajo: “se ganaba dinero, se viajaba y se estrenaban vehículos nuevos, pero la presión de los clientes se ha hecho durísima, con una guerra de precios sin cuartel que lleva a la baja todos los contratos. Los fabricantes de productos exprimen a los proveedores, y esa batalla llega a los transportistas, que nos peleamos por reducir costos”, afirmaron. En el caso británico, el factor Brexit ha puesto aún más trabas a los trabajadores extranjeros, con un sector también envejecido, con duras condiciones laborales que empeoran y sin un cambio generacional claro. La Organización Mundial del Transporte por Carretera (IRU) advirtió que el problema del recambio y la falta de inserción de conductores jóvenes es crónico desde hace tiempo. El año pasado, el porcentaje de conductores menores de veinticinco años fue del cinco por ciento en Europa y Rusia, del seis por ciento en México y del siete por ciento en Turquía.

En Estados Unidos ocurre exactamente lo mismo. Así lo refleja un artículo de la CNN que detalla la situación actual. A la industria le faltan ochenta mil conductores, cifra récord, que significa un aumento del treinta por ciento desde antes de la pandemia. Los transportistas mueven más del setenta por ciento de los bienes de la economía estadounidense, pero representan solo el cuatro por ciento de los vehículos en las rutas. Si no se revierte esta situación, las proyecciones indican que la industria sufrirá una escasez de ciento sesenta mil conductores para 2030 y la necesidad de un millón de conductores nuevos en los próximos diez años, según la Asociación Estadounidense de Camiones.

¿Cómo buscan solucionarlo? Actualmente existe un proyecto de ley de infraestructura bipartidista que espera aprobarse en el Congreso norteamericano y autorizaría cientos de miles de millones de dólares para la industria del transporte, lo que incluiría el desarrollo de la fuerza laboral para la industria de camiones. Eso permitiría que tres mil conductores entre dieciocho y veinte años recibieran capacitación (actualmente los conductores deben tener veintiuno para hacerlo) y estarían habilitados a conducir tractocamiones a través de las fronteras estatales. No cabe duda de que este problema trasciende fronteras y se deberán tomar decisiones estratégicas que representen una solución inmediata a corto y largo plazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí