VW CAMIONES LLEVA RECORRIDOS 30 MILLONES DE KILÓMETROS EN PRUEBAS

27-07-22.-Con su centro de desarrollo con sede en Brasil, Volkswagen Camiones y Buses concentra en las calles y rutas del país todas sus pruebas de durabilidad en vías públicas. En los últimos 25 años, cuando abrió su unidad de investigación, junto con la planta de la localidad de Resende se han recorrido más de 30 millones de kilómetros. Y este es sólo uno de los tipos de evaluaciones que la montadora emplea para validar y certificar sus nuevos vehículos. En total, hay más de 300 pruebas diferentes.

Altitud, clima, interferencias electromagnéticas, resistencia al agua o a los choques, exposición al clima, tipos de terreno, análisis estructurales en el laboratório, entre muchas otras: el arsenal es muy amplio y la decisión sobre qué simulaciones realizar varía con cada proyecto. Una de las novedades de VW Camiones y Buses para hacer frente a las nuevas tendencias de la industria es un centro específico para pruebas de software, con el creciente aumento de la tecnología a bordo de los camiones y buses VW.

Inteligencia de datos

La fábrica también ha intensificado sus inversiones en campañas de adquisición de datos durante las pruebas con los prototipos. De este modo, retroalimenta el sistema de desarrollo y hace más eficientes los modelos matemáticos que sustentan la creación de nuevos vehículos y sus simulaciones virtuales.

En un reciente lanzamiento, por ejemplo, instaló más de 300 puntos de seguimiento en prototipos con este fin. Sensores e instrumentos especiales se instalan en todo el vehículo, que se somete a las condiciones de conducción más adversas, ya sea en funcionamiento real, en pistas especiales, en carreteras o en el campo de pruebas de VWCB.

Situaciones extremas

En sus pruebas, Volkswagen expone sus vehículos a condiciones extremadamente severas para validar cada característica y componente. Desde altitudes de 5.200 metros, hasta temperaturas de -18°C o incluso de +50°C, nada queda fuera. Los vehículos circulan incluso por la nieve para evaluar su comportamiento en terrenos de baja fricción o se sumergen en el agua para simular el tráfico en zonas inundadas.

En la prueba de choque (crash test), se comprueba la seguridad. En la sacudida de la cabina (cab shake), ésta se somete a movimientos bruscos en una prueba de laboratorio. Se simula el arrollamiento del habitáculo e incluso el vuelco. El vehículo se somete a pruebas de envejecimiento térmico en una cámara climática, que favorece el aumento y la disminución bruscos de temperatura y humedad. Todo para evaluar el nivel de calidad, seguridad, confort y economía de los camiones y buses Volkswagen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí