EL TRANSIT BAJO EXÁMEN EXTREMO

01-07-21

La nueva versión totalmente eléctrica del Ford E-Transit tuvo que enfrentarse a una serie de pruebas climáticas extremas y de durabilidad para comprobar la resistencia del vehículo en condiciones de trabajo muy duras. En solo 12 semanas, el E-Transit tuvo que enfrentarse a un riguroso régimen de pruebas diseñado para recrear los efectos de una vida de uso intensivo por parte del cliente antes de salir a la venta, a principios del próximo año.

PRUEBAS EN ESTADOS UNIDOS Y EUROPA

Durante las pruebas, el E-Transit totalmente eléctrico se enfrentó a desafiantes condiciones de conducción en invierno en Michigan, EE. UU. simulación de calor, frío y altitud extremos en la Cámara de Pruebas Ambientales de Ford en Colonia, Alemania; y los baches gigantes y las superficies rugosas de las carreteras en el campo de pruebas Lommel de la empresa en Bélgica. El siguiente video muestra la camioneta trabajando en algunos de estos entornos desafiantes.

FRÍO Y CALOR EXTREMOS

El enfoque sin concesiones recrea los efectos de más de 240.000 kilómetros de conducción, o una década de arduo trabajo, para los clientes que operan en las situaciones más difíciles.

Los ingenieros a cargo de la Cámara de Pruebas Ambientales de Ford refinaron el entorno de la cabina y el tren de potencia totalmente eléctrico para lograr rendimiento y eficiencia al someter el E-Transit a más de 40 grados Celsius durante dos semanas utilizando 28 focos con focos de 4.000 vatios. El paquete de baterías de E-Transit presenta tecnología de refrigeración líquida para un rendimiento óptimo en condiciones climáticas extremas.

El utilitario de Ford también tuvo que demostrar que podía funcionar a -35 grados Celsius, más frío que un invierno típico de Siberia, y con una carga completa haciendo la dura subida a 2.500 metros, tan alto como la carretera alpina Grossglockner de Austria, una de las carreteras pavimentadas más altas en Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí