VOLKSWAGEN LANZÓ EL PRIMER CAMIÓN 100% ELÉCTRICO DE LA REGIÓN

Los VW e-Delivery de 11 y 14 toneladas son una realidad a partir de hoy en los concesionarios brasileños de la marca alemana. Es camión urbano liviano totalmente propulsado por energía eléctrica con una autonomía estimada en 250 Km con el vehículo totalmente cargado. Se ofrece con un servicio de consultoría y servicios sin precedentes que forman un ecosistema de movilidad eléctrica completo. 100% desarrollados, probados y fabricados en Brasil, los modelos e-Delivery con 11 y 14 toneladas de peso bruto total son el resultado de muchos millones de dólares en inversiones, el equivalente a más de 400 mil kilómetros de pruebas y la plena dedicación de un equipo formado por 150 ingenieros y técnicos.

e-Delivery 11 toneladas 4×2

El modelo más liviano de la familia eléctrica de Volkswagen está equipado con un motor que entrega 300 kW con un torque máximo de 2.150 Nm desde rotación cero. Equipado con suspensión neumática de serie, satisface las más variadas aplicaciones urbanas y dispone de seis módulos de batería y, opcionalmente, tres módulos, según la autonomía requerida para la operación. Tiene un peso bruto total de 10.700 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, alcanza los 6.320 kg.

e-Delivery 14 toneladas 6×2

Este modelo también sorprenderá al mercado. Con una calibración  para un funcionamiento severo, su motor también entrega 300 kW y torque de 2.150 Nm desde las primeras revoluciones. Su suspensión neumática permite suspender uno de los ejes para generar mayor eficiencia en la operación. También es muy versátil en sus aplicaciones y puede recibir seis o tres módulos de batería según los deseos del cliente. Tiene un peso bruto total de 14.300 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, alcanza los 9.055 kg.

El nuevo VW e-Delivery tiene alrededor de 100 sensores y nuevos controles electrónicos para hacer que el vehículo sea aún más eficiente. Las soluciones van desde la regeneración de la energía de frenado hasta controles más efectivos para el aire acondicionado. Ya sea automáticamente o por elección del conductor, el e-Delivery siempre opera con su máxima eficiencia.

Uno de los mayores activos del vehículo es su sistema de regeneración del motor, capaz de recuperar más del 40% de la energía durante la frenada, que se utilizará para recargar las baterías. El freno regenerativo ayuda al freno de servicio, con el fin de proporcionar la máxima desaceleración del vehículo y menos desgaste de los componentes, lo que reduce en gran medida los costos de mantenimiento y aumenta la disponibilidad del vehículo en funcionamiento. Desde una tecla en el panel, el conductor puede elegir entre tres etapas, variando la intensidad de acción del sistema.

Otro diferencial es el Eco-Drive Mode, activado por el conductor cuando necesita ahorrar batería. Con este comando, el vehículo ajusta automáticamente su rendimiento en funcionamiento, entregando solo lo necesario y aumentando su autonomía.

Dirección y frenos 

El e-Delivery posee control automático de tracción (conocido como ATC, por su sigla en inglés). Los sensores electrónicos monitorean constantemente la trayectoria del vehículo e indican cualquier reducción potencial en el agarre de los neumáticos en el suelo para activar automáticamente los frenos de las ruedas y ajustar el torque del motor hasta que se recupere la fricción y el control del movimiento. El vehículo también tiene un sensor ABS en el eje auxiliar con una válvula moduladora de presión para una mejor distribución del frenado.

En las baterías, además de gestionar todo el rendimiento y flujo de energía, existe un control térmico específico, desarrollado exclusivamente para el e-Delivery, basado en aplicaciones en países emergentes, que se traduce en un robusto sistema de refrigeración por agua con control de temperatura para prolongar su vida de servicio. También tiene un sistema de calefacción para países con temperaturas más bajas. Todo según la necesidad identificada y de forma totalmente segura.

El sistema monitorea la temperatura de la batería en tiempo real para brindar el máximo rendimiento. Tiene diferentes etapas según el estado de funcionamiento del vehículo. Los sensores electrónicos monitorean y reaccionan instantáneamente a la presión, la temperatura del agua y del ambiente.

Todo el vehículo está programado para funcionar de manera eficiente, lo que se traduce en un menor consumo de energía y mejores costos operativos. En otras palabras, sus sistemas funcionan con la máxima eficiencia y no actúan sin la necesidad. Incluso hay controles electrónicos para el compresor de frenos y los sistemas de aire acondicionado, que operan de acuerdo con la demanda del vehículo, según la solicitud del conductor.

La comodidad en la cabina también se gestiona mediante sistemas inteligentes. Los sistemas de aire acondicionado y calefacción son independientes y con un rendimiento optimizado. El cuidado se reduce a los detalles: se instalaron nuevos silenciadores en todas las válvulas de freno para reducir el ruido.

No fue informado cuando estará disponible en Argentina.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí