ACUERDO HISTÓRICO

16-12-20

Daimler (Mercedes-Benz), Scania, Man, Volvo, Daf, Iveco y Ford han firmado esta semana un documento en el que se comprometen a eliminar los motores de combustión y centrarse en el hidrógeno, las baterías y los «combustibles limpios».

El objetivo es 2040 y no más de 2050: aunque parezca una promesa para un futuro muy lejano, sigue siendo un objetivo ambicioso, teniendo en cuenta que hoy casi la totalidad de este tipo de vehículos está propulsado por motores diésel.

Los fabricantes de vehículos pesados ​​invertirán entre 50 y 100 mil millones de euros en nuevas tecnologías al anunciar el acuerdo. Las empresas, en colaboración con la asociación europea de fabricantes de automóviles denominada Acea, están trabajando con el Instituto de Investigación del Impacto Climático para identificar las mejores tecnologías y los mejores enfoques para iniciar esta transición.

El documento firmado por los directores ejecutivos de los siete grupos de producción también pide una inversión generalizada en redes de energía y un impuesto más alto sobre las emisiones para ayudar a impulsar el cambio.

El hidrógeno y la electricidad aún no pueden reemplazar a los combustibles fósiles en el transporte pesado de larga distancia porque falta una red adecuada de infraestructuras de repostaje. Por tanto, cualquier cambio requerirá una importante inversión tanto en las zonas de recarga de baterías como en las estaciones de repostaje de hidrógeno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí