LOS AJUSTADORES DE FRENO MERECEN ATENCIÓN

20-08-21

Los ajustadores automáticos de frenos no necesitan mucha atención, pero ciertamente tampoco deben entrar en la categoría de configurar y olvidar. La inspección y lubricación periódicas son fundamentales para un rendimiento óptimo del equipo.

Cuando se aplica el freno, una varilla empuja el ajustador de tensión, que luego gira la leva en S para forzar las zapatas de freno a separarse y aplicar una enorme fricción. El ajustador automático de holgura (ASA) está diseñado para compensar el desgaste en el forro y el tambor del freno para mantener una carrera constante del actuador. La carrera inadecuada puede disminuir la potencia de frenado y eso se traduce en ineficiencia y en riesgo de tener un accidente.

Las dimensiones y la geometría deben mantenerse durante toda la vida útil de la cinta para mantener el rendimiento y la eficiencia del freno bien elevados”, afirma el director de ingeniería de frenos de Meritor. «Ahí es donde entra en juego el ajustador automático de holgura«.

LUBRICAR

Los ajustadores de holgura que no funcionan correctamente debido a la falta de lubricación pueden tener un impacto directo tanto en la seguridad como en el cumplimiento normativo. La lubricación adecuada del ASA purga la grasa vieja, el agua existente y cualquier contaminante del ajustador, pero, además, protege sus componentes internos del desgaste.

Se recomiende una correcta lubricación con un producto confiable de grado 2 al menos cada 45.000 kilómetros, un trabajo que debería tomar menos de un minuto por ajustador vez que realiza una inspección de mantenimiento preventivo de frenos. Por eso se recomienda al menos un intervalo de lubricación anual con una grasa de chasis estándar aplicada a mano. Él desaconseja el uso de grasa de disulfuro de molibdeno en los ajustadores de tensión, ya que puede afectar la función de los embragues de fricción internos y reducir la confiabilidad de los ajustes automáticos.

REALIZAR INSPECCIONES DE RUTINA.

En cada intervalo de servicio de mantenimiento preventivo se deben realizar inspecciones visuales y verificaciones operativas, incluidos los soportes y los brazos de control. Los ajustadores o soportes de anclaje que tienen daños visuales o fallan en las revisiones operativas deben reemplazarse de inmediato.

Como parte de las inspecciones previas y posteriores al viaje, es recomendable que se haga una simple inspección del ajustador de tensión para ver si funciona correctamente, si hay piezas sueltas o faltantes, pasadores de chaveta faltantes, horquillas gastadas, incluidos los pasadores de horquilla y los bujes de los pasadores de horquilla, y componentes doblados o dañados como el brazo de control y fijación de soportes de anclaje.

Un camión que funciona con una carga ligera es más susceptible a las vibraciones, lo que, según los especialistas, puede acelerar los problemas de carrera de los frenos y porque cuanta más vibración reciben, más desgaste tienen.

Un buen mantenimiento de los frenos garantiza una mayor eficiencia y seguridad para todos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí