Sol renaciente

Tras una ausencia de 11 años, Isuzu se reinserta en el país con la presentación del NPR 75, en un segmento muy peleado como el de los camiones livianos. Próximamente se sumarán más vehículos, entre ellos, la nueva generación de la pick-up D-Max.

Hace un centenar de años en la capital japonesa Tokio, nacía una fábrica, que se desprendía de la compañía local de gas, específicamente destinada a la producción de vehículos. Seis años después, tras asociarse con un fabricante inglés, nació el A9 Wolseley, el primer automóvil fabricado en el país del sol naciente. Dos años más tarde, se inició la producción de camiones, aunque no sería hasta un par de décadas después que volvería a vincularse con capitales extranjeros, de Europa y Estados Unidos, para comenzar a escribir su gran historia en el segmento de los camiones. Diversos acuerdos, el más fuerte de ellos con Chevrolet, impulsaron a la firma nipona a expandirse por el mundo, con la fabricación de reconocidos modelos y motores diesel.

En Argentina, desembarcó a principios de la década de 1990, con camionetas 4×4 clásicas como la Trooper, Rodeo y la Luv, primer modelo vendido, y con gran éxito, en Norteamérica, donde permanecería durante 30 años como referente y líder en ventas. La marca permaneció en el país hasta 2006, para luego estar ausente por más de una década. Este año, la automotriz japonesa regresa con toda la fuerza aunque, por el momento, solo presenta el modelo NPR 75, en dos versiones.

Se trata de un camión liviano, con motor diesel, inyección directa, turbo e intercooler de 5.2 litros de cilindrada, que posee 153 CV y una caja manual de seis velocidades. Su capacidad bruta de carga alcanza las 7,5 toneladas y, además, cuenta con un tanque de combustible de 200 litros. Entre otras cualidades, se destaca su equipamiento en materia de confort y seguridad, con aire acondicionado, levantavidrios eléctricos, cierre centralizado, frenos con ABS/EBD, asistencia hidráulica, freno motor y luces antiniebla. La versión de Chasis Corto está valuada en 51.950 dólares, mientras que la de Chasis Largo alcanza los 53.500 dólares, con garantía de tres años o 100 mil kilómetros.

El vehículo fue lanzado oficialmente este año en mayor, con la presencia del Encargado de Negocios de la Embajada de Japón en Argentina, Satoshi Hishiyama, quien señaló la relevancia del regreso del fabricante nipón al país, en el marco de las fluidas relaciones bilaterales que existen entre ambas naciones. El NPR 75, del cual inicialmente se importaron 300 unidades, ya está disponible en la red de concesionarios oficiales Isuzu de todo el país, y también se ofrecerán todos los servicios de posventa, según informó el Presidente de Isuzu Argentina, Diego Sánchez Navarro.

Pero éste es solo el principio. En su retorno al país, de la mano del Grupo Belcastro, su importador histórico, se espera una fuerte comercialización para este camión liviano, aunque luego llegarán más vehículos. Entre ellos, la esperada nueva generación de la pick-up D-MAX. Curiosamente, el nombre Isuzu, al igual que se llama un río japonés, significa “cincuenta campanas”. Y algunas de ellas ya empezaron a sonar en Argentina.

DEJÁ UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí