Volvo NL10: Convencional único y robusto

Muy pocos fabricantes europeos incluyeron camiones “trompudos” en su gama de productos durante los años setenta y ochenta. Mientras todos dedicaron sus recursos de diseño al tipo de cabina frontal, los fabricantes suecos fueron,en exclusiva, sus oferentes y para una amplia variedad de tareas.

Identificados por Volvo Trucks como Serie N, los camiones convencionales (o trompudos), desde su incursión en el mercado se fueron actualizando, continuamente. Sus características de modernidad incluyeron cabinas más espaciosas, motores más limpios e incluso más económicos, cajas de cambios más eficientes (tanto manuales como automáticas) y fáciles de manejar. También los componentes del chasis se adecuaron, logrando mayor versatilidad.
Las características básicas de un camión de la Serie N han sido siempre las de resistir a exposición de extrema dureza. Por esta razón, los chasis de los primeros exponentes (los N7, N10 y N12, introducidos en 1973) pudieron soportar las tareas de transporte más duras junto con la movilidad extrema. En este último caso, los modelos 4×4, destinados tanto al servicio civil como militar.
De esta manera, las versiones N se transformaron en una opción popular para los mercados “extranjeros” de Volvo Trucks, como África, América del Sur y Australia. Fue así que los transportistas de Brasil se convirtieron en los principales demandantes de estos camiones por su desempeño. Incluso, tiempo después los N, pasaron a denominarse NL y a fabricarse en la planta de Curitiba.
El lanzamiento de la línea de camiones NL, en Brasil, ocurrió durante la primera Convención de Volvo Truck, el evento más grande en la historia de la marca hasta ese momento. La flamante gama había sido sometida a una evolución muy importante. Además del nuevo concepto de la cabina, también se desarrolló un nuevo frontal con la incorporación de un nuevo capot para acomodar el motor. Por lo tanto, desde lo visual, ya se distinguió su modernidad. Las potencias también se modificaron, por lo tanto los nuevos modelos respondían a las configuraciones: NL10 280 en las versiones 4×2 y 4×6 y NL10 340 con tracciones 4×2, 6×2 y 6×4.
El diseño de los NL10 (denominación por su motor 10 litros) era mucho más aerodinámico que sus predecesoras. El diseño general de la parte delantera del camión había sido influenciado por el desarrollo de un modelo hecho por Volvo en Norteamérica desde 1987 (la gama VN en vigencia actualmente). El capó más largo permitió un área interior aún más grande para el conductor junto con el buen acceso al otro Lado de la cabina sin salir del interior. Un mejor aislamiento del interior de la cabina, desde el compartimento del motor, también contribuyó al mejoramiento del entorno del conductor.
La introducción del camión NL se reconoció inmediatamente y así como en Brasil también muchos transportistas argentinos decidieron sumarlo gracias a Renka, el importador de la marca -para nuestro país- en aquellos años.
En definitiva, la familia de camiones NL, asumió el papel del único camión convencional robusto producido bajo la placa de identificación “Volvo Trucks”. Hoy, como la mayoría de las terminales, este tipo de camiones -por las legislaciones vigentes y por ende, necesidades logísticas- han pasado a ser historia. Y la del NL10 merecía ser contada.

DEJÁ UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí