TIEMPO DE LICENCIA DIGITAL

BUENOS AIRES.-La flamante Licencia Nacional de Transporte Interjurisdiccional (LINTI) se sustenta en el almacenamiento digital de la información y en la simplificación de los procesos de renovación. Este documento virtual, que puede imprimirse o descargarse en el celular sin ser obligatorio exhibir ante un control, es complementario de la Licencia Nacional de Conducir.

Hasta el 21 de marzo, los conductores que transportaran pasajeros y cargas a través de las jurisdicciones del territorio nacional necesitaban una licencia especial: la Licencia Nacional Habilitante (LNH).

Con la entrada en vigencia de la LiNTI, comenzó un proceso -del que fueron partícipes la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)- que tiene como objetivo crear profesionales de la conducción y reducir los índices de siniestralidad.

La nueva credencial, que posee mayores validaciones de seguridad, es “simple de interpretar y amigable”. Esto facilita a los choferes los trámites para obtenerla, agiliza las formas de pago y eleva los criterios de formación y evaluación.

Precisamente, con vistas a fomentar la seguridad vial y la responsabilidad, también se prevé que la base de datos que aporta permita -a cualquier ciudadano- consultar online si un conductor está correctamente habilitado para cumplir sus tareas, ya se de transporte de mercadería como de traslado de pasajeros.

Además, la LiNTI cuenta con un código QR para una fiscalización más rápida por parte de los agentes de la CNRT. A su vez, brindará mayor transparencia para constatar la validez de la licencia y evitará falsificaciones.

Para obtener la nueva credencial, los conductores deberán ser mayores de 21 años, saber leer y escribir en el idioma nacional y tener licencia de conducir acorde al vehículo con el que se desarrollará el transporte interjurisdiccional.

Por lo tanto se establece una nueva categoría de Licencias para conducir camiones, las que serán desdobladas, de 3,5 hasta 12 Toneladas y luego para camiones con más de 24 TN, sin remolques y acoplados. También se emitirá una licencia para chasis más acoplado, remolque simple o doble remolques (bitrenes).

Quienes tengan la LNH, mantienen su habilitación bajo la nueva denominación LiNTI, siempre que posean el psicofísico y capacitación vigentes. Cabe remarcar que a partir del primer día de octubre los conductores deberán tener la Licencia Nacional de Conducir obligatoria correspondientes a las categorías B, C, D y E. Quienes no cuenten con la LNH y realicen el trámite por primera vez, deberán acreditar el nivel de educación primario obligatorio.

Los interesados en obtener la credencial digital deberán iniciar el trámite desde la web (https://linti.seguridadvial.gob.ar/) y seleccionar la categoría que desean obtener. Ahora se puede abonar una única boleta en múltiples bocas de cobro con gran amplitud horaria. De este modo, los choferes ya no tendrán que abonar en numerosas instancias de pago las capacitaciones y evaluaciones médicas.

Los conductores contarán con mayor oferta de centros de salud donde poder realizarse el examen psicofísico obligatorio y tendrán a disposición diversas juntas médicas en varios puntos del país. Una vez obtenida la evaluación psicofísica, la misma estará disponible digitalmente y será válida para todas las categorías.

También, se irán incorporando nuevas capacitaciones para todas las categorías que se podrán realizar de manera virtual en algunos casos, y posteriormente ver los resultados de modo online.

Las validaciones de seguridad a la hora de realizar el trámite son: tener registrados los datos personales en el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y no tener antecedentes de tránsito inhabilitantes con respecto a los datos suministrados por el Sistema Nacional de Infracciones de Tránsito (SINAT).

En los dos primeros meses de entrada en vigencia se realizaron 94.680 trámites. Vale considerar que según los registros oficiales, el universo de profesionales alcanza los 420 mil. Asimismo, por las nuevas exigencias, fueron inhabilitados 302 choferes. Es indispensable entender que la LiNTI habilita la conducción según la misión y porte del camión. El 80% del universo serán habilitados para Cargas Generales mientras que el resto corresponderá a los que hagan transporte de sustancias peligrosas y pasajeros.

La autoridad de aplicación será la ANSV y la fiscalización seguirá a cargo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Otro beneficio de la LiNTI es que ahora existe una mayor oferta de centros de salud donde poder realizarse el examen psicofísico obligatorio y están a disposición diversas juntas médicas en varios puntos del país.

De todos modos, se está buscando sumar más hospitales públicos. Ahora los trámites son personales. La tendencia es que el chofer se haga cargo, que sea un profesional responsable. Una vez obtenida la evaluación psicofísica, se encontrará disponible digitalmente y será válida para todas las categorías.

Mario Eliceche, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), ha resaltado la posibilidad de dialogar y trabajar articuladamente con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Precisamente su director, Carlos Pérez -que visitó el Centro de Capacitación Profesional de Escobar de la Fundación para el Transporte- ha destacado la importancia de realizar un trabajo articulado para reforzar la seguridad vial y generar un sistema de información para que las empresas conozcan la aptitud y responsabilidad de sus choferes en la ruta.

La Fundación Profesional para el Transporte (FPT), el brazo académico de la FADEEAC, en sus 26 años de trabajo, volvió ser reconocida por su prestigio y constante apuesta a la innovación, en las 57 unidades académicas distribuidas por todo el país. Además de la FPT, otras entidades como FETRA y CATAC, se suman al total de 116 aulas para capacitación reconocidas oficialmente con Instructores certificados.

El presidente de FPT, Darío Airaudo, y el gerente Alejandro Robson, han destacado la capacitación en prácticas preventivas de manejo -y también sustentables- como las prioridades. Mientras, Gastón Valdez, Director Nacional de Licencias; Mariana Sapia, responsable de la Dirección Nacional de Licencias y Juan Rickert, responsable de Sistemas en lo referente a la LINTI, han destacado como necesario, la estimulación al uso de simuladores de entrenamiento con los cuales, los choferes pueden vivir experiencias de manejo en distintas situaciones climáticas y de carga, evaluar cómo se comporta y qué se puede mejorar para una conducción más eficiente y segura.

La política en materia de transporte busca mayor transparencia, en todos los aspectos, por eso Pérez, ha remarcado la predisposición a unificar los criterios de fiscalización en todas las jurisdicciones, y de capacitar a las fuerzas de seguridad no sólo para que tengan conocimiento de las normas vigentes sino para tener una “actitud orientada a la prevención y no solo a la sanción”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí