Los profesionales

Conductores profesionales que provienen de diferentes rubros, hoy transmiten sus conocimientos a partir de su experiencia y perfeccionamiento a colegas y nuevos integrantes del sector del transporte, para lograr que este sea cada vez más seguro y rentable. Planeta Camión conoció las historias de algunos representantes de las más importantes automotrices y espacios de enseñanza, quienes además, señalan que hay y qué hace falta mejorar en la profesionalización del conductor, desde su lugar de Instructores.

Martín Toschi, Ford

Arranqué con los camiones con mi tío que trasladaba unidades Iveco, llamados Vehículos Industriales y los llevaba desde Córdoba a todo el país, Chile, Bolivia y Uruguay, era muy chico, pero de ahí, ame esta profesión. El primer camión que manejé fue un Fiat Iveco 697 con volcadora al llevarlo hasta Bolivia pasando por La Quiaca.
El desarrollo para mejorar el trabajo de los choferes es continuo, se nota en más elementos confort, la dirección, las luces, los motores, todo se ha modernizado comparado con 10 años atrás cuando tenías que luchar bastante. Hoy, ni se escucha el motor del camión. Gracias a Dios, esto avanza ya se ve en Europa y, seguramente, llegará al país.
Empecé como Instructor de Ford, porque tuve la suerte de ser uno de los pocos que vio nacer el Ford Cargo en el país. Lo recorrí todo durante un mes en este camión al que conocí de punta a punta, fue grandioso en lo personal y esa, es la base del conocimiento que tengo hoy, simplemente una gran experiencia que vivo día a día, porque los veo continuamente en el Puerto y nos vamos conociendo más, basado en cada cambio que realiza Ford Camiones.
Una de las mejores experiencias como Instructor fue viajar para hacer Buenos Aires, Córdoba y Lima (Perú) con el Ford Cargo. Esa, es una ruta de camiones de 420 hp para arriba y yo iba en un 320 hp que, en ese momento, era el que más tenía de Ford. Fue una experiencia brutal de conocimiento, de todo, la hice siete veces en cada viaje de 18 días.
Al capacitar usamos modelo que tiene la empresa y la respuesta de los choferes es muy buena, porque se sacan todas las dudas del producto y puedo mostrarles las correcciones. En general, es genial.
Un logro como Instructor significativo fue el de una persona que manejaba auto y llegó a conducir un equipo de 22.80 m. cargado con 30 toneladas, fue muy lindo.
Hoy en día, el parque automotor crece y hay personas que salen en un camión y no saben compartir con los autos, motos en la ruta, nada. La capacitación mejora los estándares de los choferes que deben estar al día, informados con criterio y seriedad para seguir las pautas y estar seguros. Es fundamental.
Familia: Su esposa Paula, Tomás (13 años) y Candela “mi princesa” (11 años). Mi trabajo ha sido progresivo, hoy cuando viajo, mis hijos cumplen su función del estudio y si tenemos tiempo libre, viajamos juntos los cuatro. Mi señora, me ayuda con el transporte, formaliza todo como si yo estuviera y con los chicos un lujo, de 10.

Gastón Hernán Gancedo, Iveco

Desde hace 10 años estoy en la compañía, siempre en post venta, primero en garantía y como organizador del área. Por formación y en lo profesional siempre he estado enfocado en la mecánica, me gusta mucho. Como hay una planta en Córdoba, tenemos la posibilidad de llegar al producto nacional y mi primer contacto fue allá con un Iveco Stralis, también, hacen el Tector y el Cursor, probamos todos los camiones.
Cuando empecé a manejar un camión, até un montón de cosas teóricas. En la cabina, se termina de dar el sentido a qué significa un freno motor, respetar las normas, el consumo. Ahí cierra todo lo que viste en otras áreas de la compañía, lo entiendes en la práctica.
Para capacitar, nos manejamos según los objetivos que la empresa busca, colocamos la unidad desde el concesionario que invita a sus clientes o damos el servicio directamente a una flota. Empezamos con la parte teórica, pero, hay choferes que no puedes tenerlos en una sala porque se dispersan y quiere ir directo al hueso, subir al camión pero, ahí está la función de la terminal, aprovechar y mostrarle todo lo que puede alcanzar, si usa mejor ese vehículo. El chofer, en general, tiene buen nivel pero, siempre hay pequeñas cosas que hacen aún más rendidora la operación. A esto hay que sumar que aprende acerca de la documentación y las nuevas normas, hacer un registro de consumo, el uso de las marchas y al final esta situación ya no les va a dar igual. En 2016, realizamos 422 capacitaciones en el país.
Pienso que falta regulación y verificar la calidad del parque vehicular nacional, debe mejorarse la infraestructura porque los camiones son más potentes y rápidos, en rutas donde antes, se manejaba despacio y no debería haber rutas de mano simple. Además, hay un abuso de los organismos de control, ya que, invaden una mano en las rutas para hacer un control…
Estoy casado con Claudia y tenemos a Bauti (7 años), Maxi (4 años) y Tomás (1 año y medio). El servicio que prestamos está muy ligado a viajar y mi familia, entiende que forma parte del mismo, siempre me acompañan. Dejas de sentir culpa y estás en las fechas importantes, las separas en la planificación anual. Llevo 10 años, mi familia colabora y, va girando en torno a esto, sabe como viene la mano. Para pasar por todo esto, te tiene que gustar, porque es tu pasión.

Martín Toschi, Gastón Hernán Gancedo, Marcelo Lupino, Fabián García, Lucas Alejandrini,  Sergio Nogués, Guido David Heras

 

Marcelo Lupino, Mercedes-Benz

Mi camino en Mercedes-Benz empezó hace 27 años, entré en el área de Montaje de Caja y a los 3 años, pasé a Entrega de Unidades, 23 años después, tengo contacto permanente con los camiones dando los cursos.
Manejo camiones en la planta o los llevo afuera, en el tráfico te das cuenta lo que representa el volumen de un camión en la calle, quien maneja un vehículo común, no tiene la proporción de un camión, cuando nos cruzamos delante, el espacio y distancia de frenado y esas cosas.
La primera frase del curso es: “Nosotros no venimos a enseñarles a manejar”, sino lo decís, estrás mal. En las capacitaciones hay muchos conductores que tienen la experiencia en la ruta, más que nosotros, pero, no aportamos esa parte, sino, damos la parte tecnológica. Todo chofer va para adelante y acelera, pero, ¿Sabe cómo frenar, cuidar el diferencial, conoce la caja de cambios, los frenos auxiliares o el motor y su mejor uso? Llegamos con un camión línea tope de gama y al vernos con esa unidad y el semi armado, la atención de los choferes es diferente, sienten que vamos a hablarles de algo que conocemos.
El 100% de los choferes nos agradecen por los contenidos de la capacitación y que la terminal llegue a su provincia, a su casa. Por ahí, es un camión de una tecnología que ellos no van a manejar, pero, acercársela, los hace sentir valorados y claro, eso al final, es capacitación. Lo manejan choferes que a diario van en camiones palanqueros y no tienen que ver con el que llevamos, pero, la información que les damos del freno motor o la caja, les deja un nuevo conocimiento, abre la mente y proyecta desde lo laboral para animarse a otros productos.
Mercedes-Benz da tres cursos: Conducción Económica, Mantenimiento y Electricidad y Diagnostico para mecánicos y mantenimiento. Somos seis personas y nosotros hacemos mantenimiento y conducción. En 2016, realizamos 700 capacitaciones.
En la ruta, debe proveerse al chofer de lo básico, los servicios para que su trabajo sea tan profesional como lo pide la ley, señalizar las rutas y mejorar la infraestructura, porque es pésima. Podemos mejorar desde la capacitación, pero, en la ruta puede truncarse por su estado, como la 11. Y, los choferes deben colaborar como cuando van 5 camiones en línea tirándose entre ellos a 45 km/h, es imposible pasarlos.
Hace 3 años, empecé a viajar seguido, Mónica mi señora y mi hija Verónica (25) lo han tomado como un cambio de trabajo y es, hasta ahora, un cambio positivo.

Fabián García, Mercedes-Benz

Entré en 1990 en la planta de Mercedes-Benz, estoy en el área de post venta desde 2001, antes, trabajé 10 años como Especialista Técnico de Repuestos, estuve en Ingeniería de Servicio y en Garantías y hace 4 años, hago capacitación a las flotas con Marcelo, mi compañero.
En este trabajo, viajamos por todo el país durante el año y capacitamos con un equipo en ruta, un camión enganchado con un semi y así, la vivimos en carne propia, el teórico/práctico verdadero (risas) tanto para los choferes como para nosotros ¿No? Lo hacemos porque nos gusta y llevamos unas cuantas vueltas al país.
Mi primer contacto con un camión fue en 1992 con el 1526 que se moría… justo fue el cambio de modelo en 1990 y cambiaron el formato de los camiones. Así, el 1526 murió en el noventa y empecé el contacto directo con todos los modelos de camiones desde ahí hasta los últimos que ofrece la marca.
Veo problemas en la entrega de producto, falta la parte práctica, es fundamental. Vemos que la hacen al dueño de la empresa o al mejor chofer, pero, la entrega debe apuntar al chofer que va a manejar ese camión porque no todos son iguales.
Un ejemplo, en una provincia, un chofer mayor al que hacía más de un año habían subido a un automatizado, cuando salimos a dar la primer vuelta e hice un rebaje, me indicó que a él le dijo alguien…:“Si tocás esta palanca, se rompe el camión”, entonces ese chofer llevaba meses andando mal, usando mal el producto porque nadie capacitado le enseñó y en el primer momento, no hubo quién le explicara o aclarar sus dudas. Los instructores, aparecemos por el mal uso, el boca a boca entre los choferes, es su mayor peligro. Dicen qué sirve o no, pero, esta información no la confirman de manera fiable y lo toman como cierto en los transportes.
Ahora, todos los camiones van a salir limitados a 90 km/h y será un nuevo aprendizaje para los choferes. Pero, que lo regulen, no quita su responsabilidad y de la empresa, de velar que quien maneja, haya descansado antes de iniciar un viaje. Las empresas deben repensar el tema de correr con los tiempos al chofer, no sirve de nada, deben concientizarse que para manejar, el chofer necesita estar descansado y tranquilo.
Con mi señora Roxana, tengo una familia con hijos grandes Emiliano (30), Gabriel (28) y Martín (25) pero nuestra locura es mi nieto Ivo. Si bien, antes no viajaba tanto, desde 2012 lo hago y mucho, es otra etapa.

Lucas Alejandrini, Scania

Trabajaba en una agencia de promociones con Fernando Lonigro (fallecido), me enseñó mil herramientas y Scania era un cliente que, en 2005, hizo el primer concurso del Mejor Conductor en el país. La agencia cerró en 2006 y me encontré, con mi hija recién nacida y golpeando puertas pidiendo trabajo. Conocía a Alejandro Pazos (actual Gerente de Comunicación y Marketing de Scania), me ofreció el trabajo que tenía, era de chofer.
Me costó porque venía de marketing, pero, acepté y me tomaron una prueba de manejo en un camión desenganchado R420 y obvio, Francisco Sierra quien me tomó la prueba, me rebotó (risas), hoy es amigo. Así que, fui ‘Lechuzón’ un año de El Polaco, Juan Carlos y Paco aprendiendo lo que era el manejar un camión y conociendo la ruta.
En 2007, Mario Salazar, Alejandro Pazos y Enzo Pereira me propusieron para el área de capacitación que en Scania, se hacía desde antes, pero, quien la daba, no era chofer y usaba el manual, sólo eso. Hoy por experiencia, sé que necesitas manejar para explicar de la mejor manera y más fácil.
Entré efectivo en 2011 y hasta hoy, dicto cursos teórico prácticos, viajo a las ciudades, generalmente en avión, porque llevar el camión, quita horas para capacitar. Está aceitado, el cliente pone el camión o Scania Argentina, pero, lo lleva otro chofer. Optimizamos la semana, el instructor viaja el lunes, da cursos martes y miércoles a un grupo y jueves y viernes a otro. En 2016, viajé 33 semanas y somos 6 capacitadores.
La formación de los choferes es muy buena, nosotros vamos a fondo en lo técnico para que usen bien esa herramienta. Los cursos no tienen más de 5 alumnos de diferentes empresas, porque si no, compiten entre ellos, es más personalizado y en las provincias, es por la disponibilidad de la unidad.
En el Centro de Capacitación Scania en Buenos Aires (instructores técnicos, comerciales y de conducción. Para distribuidores de habla hispana en Sudamérica), en 2007, un instructor capacitó 200 choferes y desde hace 5 años, con mi compañero Alejandro Fernández, capacitamos 600 choferes por año y, en 2016, 700 con 200 días fuera de casa. E, implementamos los multiplicadores, la persona en el concesionario que hace la entrega técnica extendida con conocimientos del camión y sus funciones.
Apenas me casé en 2005 con Mónica, empecé a viajar, tenemos a Candela (8) y Tiziano (3 meses). En mi familia se conoce el tema de los viajes, se entiende mi trabajo y estoy en las fechas importantes, siempre me acompañan, son mi alegría.

Sergio Nogués, Volvo

Soy chofer desde los 19 años, arranqué con el flamante Mercedes-Benz 1114 como la mayoría. Fui 11 años chofer de carga a Bolivia, Perú, Chile y por un contacto, me llamaron de Renault Trucks donde fui chofer oficial de la marca. Cuando Volvo lo compró, se unen y querían a alguien que tuviera más práctica para capacitar.
Duré 8 meses para decidirme, hace 4 años empecé a capacitar y hoy me gusta mucho, soy el responsable en el país de la Instrucción de Volvo y Renault Trucks y Buses y hoy, estamos armando el programa de multiplicadores para que, haya uno en cada concesionario y la venta y entrega, se haga mejor.
En 2016, viajé 44 semanas e hice 700 capacitaciones. Hago prueba del producto y de consumo de las líneas que vienen o con carga peligrosa, realizo 5.000 km para sacar datos y que los vendedores den información comprobada y trabajo con línea de venta.
Hay configuraciones que con alguna teoría funcionan, pero, si vas sobre hielo o en un terreno barroso o poco estable y no sabés, porque nunca anduviste, es muy difícil explicárselo a un chofer y que te crea, porque lo primero que hacen es tantearte a ver si sabes o no, debes tener su vocabulario y códigos y van a respetarte porque vos conocés.
La caja automatizada ha revolucionado, pero, si el chofer no está capacitado para usarla, el consumo de combustible va a aumentarse, niveló para abajo. Ahí, aparecemos los instructores, cuando la tecnología y la electrónica deben aprenderse y aprovechase.
Un chofer diferente, es el de cargas peligrosas, tiene otra formación e información, está preparado para escuchar y preguntar. Y, por ahí, agarras 20 choferes de transporte de otros camiones en una sala y no les queda nada, porque están jorobando entre ellos…
No hacemos siempre el mismo curso, se adapta a la configuración del producto del cliente que pone la unidad o lo hace la Marca. Hago minería y subo en cada camión por días, cargando y descargando. Si el chofer sabe usar esta herramienta, la empresa, va a tener menos tiempo parado el motor y roto, en minería, te enfocas en que la unidad funcione, más que en el consumo. En general, el 80% de los choferes, antes de la capacitación, no sabe para qué sirven las cosas.
Estoy casado con Ileana y tenemos a Milagros (19) y Rocío (17). De chicas, viajaban conmigo, ahora, siempre estamos en contacto telefónico. Mi familia está acostumbrada a mi trabajo, pero, desde siempre siento su apoyo y comprensión.

Guido David Heras, Director de Cursos del Centro de Capacitación Profesional (CCP) de la FPT, brazo académico Fadeeac.

Vengo de una familia que tiene transporte y empecé el contacto con los camiones desde abajo desde las ruedas, la suspensión al mismo tiempo que hice la escuela técnica y luego la carrera de Ingeniero Electromecánico.
Capacito desde 2004, al salir la Licencia Nacional Habilitante para chofer de transporte de carga. En Chacabuco, de donde soy, se abrió un aula e ingresé como formador, di cursos para generales y cargas peligrosas, en 2012, al abrir CCP donde daban el curso de chofer profesional, me sumé, pero, por perfil y experiencia, me tomaron como Director de Cursos y de formadores de la escuela en la práctica y teoría.
Lo que hace el CCP, es diferente a los instructores convencionales, el curso de chofer profesional apunta a quienes quieren sumar capacidades que no tienen, no mejora una capacidad, como los choferes que manejan un chasis y quieren manejar un semipesado.
Muchos vienen sin experiencia y aprenden desde lo básico. Cuando digo, vamos a enganchar un tractor a un semi, ahí se terminó la charla, porque no saben los conceptos y empezamos desde qué es un tractor, un remolque, 6×2, ejes, suspensiones, pesos máximos, sujeción de carga hasta cuestiones del servicio del transporte, documentación y temas legales. Hay cursos de perfeccionamiento en temas conductivos, servicio, de frenos auxiliares y contamos con vehículos de cada una de las marcas.
Tenemos un simulador, una herramienta muy potente en el curso de chofer profesional que se inicia, ahí verificamos cómo avanza y si está en capacidad de continuar o no con un camión. Ahí, la persona demuestra la seguridad en ciertos aspectos al manejar un vehículo de carga, tiene las horas y el tiempo para conducir, hacer diferentes maniobras e ir accionando la caja de velocidad. Verificamos 6 criterios y si se superan, sale en un vehículo a la pista y luego a la calle. La capacitación para el chofer profesional no es obligatoria, pero tendría que ser. Un logro, todas las personas que llegan sin saber nada, hacen el curso inicial, lo cumplen y luego nos mandan la foto en el camión que manejan.
En el país, no se respeta el peso/potencia, no se cumple la especificación técnica dada por el fabricante ni ayuda que, la Licencia de conducir un vehículo de carga Clase C sea de más de 3.500 kilos, es decir, todos…¡No es lo mismo, un Ford 350 a un hormigonero 8×4 que pesa 30.000 kilos!
Estoy casado con Natalia, tenemos a Catalina (9), Victoria (2 y medio) y Lorenzo (11 meses). Siempre he estado en movimiento, los viajes empezaron en 2012, arranco temprano llego tarde a casa y nos vemos un poco cada día, pero, ese tiempo, lo aprovechamos en familia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí