LA MUJER EN EL TRANSPORTE

BUENOS AIRES.-Los sondeos desde octubre de 2018 hasta enero de este año, que llevaron a cabo miembros de IRU (entre los que se encuentra la FADEEAC) y organizaciones asociadas, han revelado un dato preocupante: el déficit de conductores profesionales puede llegar al 40% a fines de este año en el Viejo Continente y en consecuencia acarrearía serias implicaciones para la economía.

Desde IRU afirman que “no hay escasez de oportunidades en esta profesión”, pero según la investigación más de la mitad de los conductores varones (57%) y el 63% de las conductoras mujeres creen que la imagen deficiente de la profesión está reprimiendo el reclutamiento. Además, el 79% de los conductores creen que la dificultad de atraer mujeres a la profesión es una de las principales razones de esta escasez.

Los datos del Foro Internacional de Transporte muestran que las conductoras representan solo el 2% de los conductores europeos de transporte por carretera. 

Otro dato relevante sigue siendo el que hay una mayoría (76%) opina que las condiciones de trabajo, y los largos períodos fuera de casa, disuaden a muchos de ingresar a la profesión.

Para abordar estos desafíos, IRU ha trabajado en estrecha cooperación con sus miembros para crear un plan de acción de medidas a corto, mediano y largo plazo, siendo una de las líneas de trabajo, intentar aumentar el número de mujeres en el sector del transporte y su representación en todos los niveles laborales, así como a promover el transporte como un campo atractivo para que trabajen las mujeres. Para ello, contribuirá a incentivos tales como la creación de premios para los conductores femeninos y las empresas con el mejor desempeño en términos de reclutamiento, inclusión y retención.

Argentina y el ejemplo EEUU

Recientemente, Scania lanzó el inédito programa Conductoras, para el cual se inscribieron 786 mujeres. Tan sólo 12 de ellas accederán a la beca pero la cantidad de postulantes habla claramente que se analiza como una salida laboral más que válida. 

Lejos está nuestro país de contar con estadísticas importantes de participación de conductoras profesionales como sucede en otros lugares del mundo. En Argentina tan sólo 0,07% de las licencias que se emiten para el transporte de cargas les corresponden a ellas.

En los Estados Unidos, desde 2007, la situación ha permitido que el porcentaje de mujeres ascienda a más del 5% entre los 3,2 millones de conductores de camiones que allí existen.

Ellen Voie fundó Women in Trucking hace 12 años, tras trabajar como captadora de empleados para una de las mayores empresas de transporte en Estados Unidos. Fue allí donde descubrió que muy pocas mujeres se planteaban trabajar en este sector, como conductoras o en otras áreas. Las empresas de transporte no se habían dado cuenta de que las mujeres podían ser una solución a los problemas de escasez de conductores. Women in Trucking ha afrontado un reto difícil, pero ha tenido éxito al llevar un cambio positivo cambiando las normas y los comportamientos del sector.

Precisamente, la iniciativa de la marca del Griffin ha potenciado en nuestro país la necesidad de adaptación del sector. Más allá del plano de igual, uno de los problemas a superar -en la actualidad- se relaciona con la infraestructura disponible. El compromiso de Guillermo Campra, Director de Transportes de Cargas, del Ministerio que dirige Guillermo Dietrich, es que tanto las instalaciones del Estado como las de las Petroleras con estrecha relación, se adecuen a la brevedad.  

“Con un 93% de las cargas transportas por camión, no hay razón para que las mujeres no estén empleadas en el sector. Este es un símbolo de la reinvención de los trabajos”, expreso la Vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti.  

También la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, elogió que más mujeres manejen camiones. “Es un trabajo genuino para que sean lo que quieren ser”, dijo.

Sin dudas que con la Formación, se traza una línea de partida con la que se rompen ciertos prejuicios. De todos modos, implica un desafío pues las mismas mujeres que quieren ser parte deben animarse. Desde hace ya un largo tiempo, este sector ya no las expulsa, las reconoce, las necesita. Ejemplos hay varios: desde la “Negra” Andrea Paredes (hoy instructora en Volvo Trucks), hasta Virginia Melchor, elegida como la madrina del Curso promocionado por Scania. 

“El crecimiento de conocimiento influye laboralmente. Es una maravilla que exista un programa que impulse a las mujeres a tener una profesión en el ámbito del camión que, incluso, está bien remunerado”. “Lo que falta es infraestructura, que se hagan las inversiones necesarias y naturalizar nuestro rol. Dejar de verlo como algo extraño, movilizarlo. Que los empresarios den oportunidades”, destaca la conductora mendocina.

Terminar con los mitos

Algunas estadísticas revelan que el número de conductoras de camiones por países alcanzan los siguientes porcentajes: 1) EE.UU, 5,3%; 2) Canadá, 3,5%; 3) Suecia, 3%; 4) Reino Unido, 1-2%; 5) Australia, 1-2%; 6) Dinamarca, 1-2%.

Como estableció IRU, Europa en su conjunto, alcanza un 2%. Ínfimo pero no menor al de otras partes del mundo.

«Hay una cultura pasada de moda y orientada a los hombres, y no se considera que las mujeres tengan capacidad y disponibilidad. Lo primero y más importante es que tanto las empresas de transporte como sus empleados masculinos, reconsideren sus creencias y dejen atrás su cultura machista. Las mujeres, en este sector, están derribando barreras, y esto les causa cierta irritación», afirma la fundadora de Women in Trucking.

«No es sólo la industria del transporte, sino toda la sociedad la que se puede beneficiar del hecho de tener más mujeres trabajando en sectores tradicionalmente masculinos. Las conductoras son generalmente más prudentes y originan menos daños en los camiones. Esto es algo de lo que las empresas de transporte se pueden beneficiar», puntualiza, finalmente, Ellen Voie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí