IVECO STRALIS 530S36T 6X2

El camión, que se ajusta al nuevo esquema de pesos y medidas, se produce en la planta de Ferreyra, Córdoba, y con él la marca del grupo CNH Industrial busca replicar -en el nuevo nicho que se ha creado- los resultados cosechados en el segmento de hasta 45 tn de PBTC.

Con un par de años en el mercado, el Stralis con motor Cursor 9 ha sabido ganarse cierta preferencia. El nuevo desafío que se imponen -ahora- desde Iveco es poder replicar en escalabilidad, esos buenos resultados que llevaron a los clientes a elegirlo por su robustez, bajo costo de mantenimiento y bajo consumo transportando hasta 45 toneladas de PBTC.
El producto sale de la línea de ensamblado de Ferreyra, Córdoba, no sólo con tracción 6×2 de serie también con suspensión mecánica delantera y tándem trasero, el motor Cursor 9 (también producido en la provincia mediterránea) con 360 CV de potencia y 1.500 NM de torque y cabina dormitorio con techo alto, todo pensado y con las condiciones, para que se ajuste a los nuevos requerimientos del Decreto 32/2018 que permite transportar hasta el nuevo límite de 55,5 toneladas. Es más la capacidad máxima de subida en pendiente con hasta una máximo de 57 PBTC alcanza el 36%.


“Como el decreto solicita 333 CV máximos para la Escalabilidad con los 360 caballos que eroga el Cursor 9 tenemos margen por encima de lo que marca la ley. Esto presupone un beneficio en desempeño. Además todo el vehículo es completamente nacional”, señala Manuel Pardal, Responsable de Ingeniería de Ventas de Iveco Argentina.
Otra característica del Stralis 530S36T 6×2 (tal su nomenclatura oficial) es su baja tara de 8.625 kilos. Pilar clave pues pondera la capacidad de carga útil, tal como se describe desde la compañía. Precisamente esto gracias a un chasis microaleado que, no por menos pesado, deja de tener alta resistencia. En cuanto a la autonomía, desde Iveco destacan la ventaja de poseer el camión configurado con dos tanques de aluminio de 600 y 300 litros y uno de urea de 55 litros. Menos necesidad de abastecimientos, se evitan detenciones, se consigue mejores promedios.
En cuanto al tercer eje, el mismo se eleva neumáticamente mediante el accionamiento de un botón en el interior de la cabina. Cuando no se viaja con carga máxima, puede ser elevado para evitar desgaste en frenos y cubiertas.
La caja automatizada, Eurotronic, está disponible de serie. Es una ZF 16AS 2230 TD de 16 marchas más dos reversas. La Ingeniería de Ventas de Iveco considera que por la transmisión, también se encuentra mejor posicionado respecto a algunos de sus rivales (N. de la R: aquí se comparan con el Scania G360, los MB Actros 2636 y Axor 1933, el Volvo FM 380T y el VW Constellation 19.360, el más parecido en varios aspectos). Gracias a la mayor cantidad de marchas disponible, el camión tiene más chances de elegir la que mejor se adecue al terreno que esté transitando. Esto redunda en menor desgaste de las partes móviles y en el consumo combustible. La caja se comanda mediante unos botones dispuestos en la consola central del tablero.


En seguridad el sistema de frenos del Stralis, incorpora ABS desde que se lanzó como Euro V. De este modo, el vehículo cumple con todos los aspectos mínimos que requiere el decreto de escalabilidad. El freno motor, en tanto, es el Iveco Turbo Brake ITB + Combined Exhaust Brake (CEB) con potencia máxima de frenado 415 CV a 2.400 rpm.
Que la configuración de la cabina sea dormitorio y techo alto de serie, se entiende como fundamental pues aquellos que apuesten por estos camiones realizaran largas distancias. Por tal motivo, la cabina se caracteriza por una confortable posición de manejo, muy ergonómica, asiento del conductor con suspensión y regulación neumática, todo el equipamiento semejante a la versión Ecoline, que incluye espejos calefaccionados con regulación eléctrica, una litera con dimensiones destacada para el segmento, levantavidrios eléctricos y muchos espacios para guardar objetos.
Otros aspectos a destacar del equipamiento y configuración del modelo son: Tacógrafo digital, Radio CD con Bluetooth, Barra estabilizadora posterior, Visera para sol, Aire acondicionado, Climatizador, Box térmico, Calefacción de urea, Cortinado interior, conexiones de aire y eléctricas para instalar el semirremolque y un entre ejes de 3.500 mm.
En cuanto a la participación de mercado con la Escalabilidad, Iveco espera mantener mínimamente el 18% ya ostentado en el segmento pesado. Sin embargo, consideran que gracias a este Stralis Cursor 9 podrían estar por encima del 20% y hasta alcanzar un 22% en un plazo no muy largo.
Asimismo, con el motor de 9 litros, el Stralis está configurado tanto como rígido 4×2 y tractor 6×2 de serie pero sin suspensión neumática.
Los modelos de la marca que están quedando relegados en cuanto a la demanda son los Cursor 330 que llevan perdido un 20% del mercado. Mientras Stralis ganó un 3%.
La Escalabilidad ha cambiado la ecuación. Hasta ahora, el mercado argentino era un 90% camiones de tracción 4×2. Sin embargo, por la velocidad de transformación y dependiendo de la situación económica, en un plazo no muy largo pasara a ser 75%, 6×2. Algo muy parecido a lo que ocurre en Brasil.
Iveco considera tener una gama muy amplia para atender entonces el nuevo esquema de pesos y medidas. Con los Stralis y el HiWay atenderán escalabilidad incluyendo bitrenes.
“Tenemos el camión ideal y esperamos que los clientes así lo entiendan. El Stralis 360 Cursor 9 ya es reconocido y valorado por su economía tanto de combustible como de urea. Es un camión racional, que se adapta para lo que se plantea actualmente en Argentina. Lo encontrará rígido y tractor. También, con motor 13 litros, ampliamos la oferta con el Hiway y Stralis. Mayores potencias, de 440 a 560 CV, para transportar todo tipo de carga sin inconvenientes”, remarca finalmente Pardal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí