Gama Volvo Trucks: ADN Tecnológico

Volvo Trucks lleva medio siglo desarrollando innovadores dispositivos con el afán de lograr la mayor seguridad y eficiencia de aplicación posible. En estos tiempos de globalización y de un transporte cada día más profesionalizado, la mayoría de las unidades que la marca sueca comercializa en el país, incorporan números sistemas de ayuda para la conducción.

Desde 1969, Volvo Trucks cuenta con el Equipo de Investigación de Accidentes. La experiencia y los conocimientos acumulados, analizando siniestros relacionados con camiones durante estos casi 50 años, le han permitido a la marca sueca mejorar tecnológicamente sus vehículos, con sistemas de seguridad extremos.
Desvío de carril, advertencia de punto ciego, cámaras y sensores distribuidos en áreas claves del camión, son ejemplos de esta denodada búsqueda para evitar accidentes y lesiones. Una tecnología que Volvo Trucks Argentina también ofrece, en algunos casos de serie y en otros como opcionales, en la gama que comercializa en el país.
Todos los equipamientos que Volvo Trucks desarrolla tienen como eje al conductor de la unidad. Desde la posición de manejo, el chofer no sólo dispone de los elementos para el mejor control de situación, también de los que le permiten lograr la mayor productividad posible.
Desde la marca escandinava sostienen que lo que buscan, fundamentalmente, es la disponibilidad del vehículo junto con un chofer descansado y mejor predispuesto a encarar cada nueva jornada de trabajo. El confort, la visibilidad, los espejos retrovisores, la columna de dirección regulable en profundidad, altura y, en los FH, en ángulo adicional, entre otros aspectos, forman parte de ese diseño superador. Incluso, Volvo cuenta con la exclusiva dirección dinámica. Un motor eléctrico, en paralelo a la hidráulica, trabaja leyendo hasta 2000 veces por segundo las fuerzas que intervienen en la columna de dirección efectuando las correcciones pertinentes, gracias a una superposición de par. Esto hace que la conducción sea muy tranquila y simple (hasta se puede maniobrar usando sólo el dedo pulgar) incluso a bajas velocidades cuando la dirección suele ponerse pesada. Este componente es único en el mercado nacional, actualmente.
Más allá de esto, los transportistas argentinos pueden configurar sus camiones a medida de la aplicación a realizar. Así, Volvo Trucks pone en la práctica la evolución alcanzada en distintos dispositivos que buscan maximizar la eficiencia y la economía de operación.
Además de desarrollar soluciones tecnológicas para incrementar la seguridad, la marca de Gotemburgo está llevando a cabo iniciativas para concienciar a los usuarios más vulnerables del papel decisivo que juegan. Siempre buscando incrementar la seguridad en las carreteras y disminuir el número de accidentes.
Consultado sobre los distintos tópicos de la tecnología embarcada, especialmente, en la línea F, el ingeniero de venta de Volvo Trucks, Federico Reser, desarrolló los siguientes conceptos:

Techo solar de apertura eléctrica con salida de emergencia
Tablero y computadora de abordo: todas las informaciones disponibles, excelente visualización, fácil control y menos distracciones para el conductor
Sensor de lluvia ubicado en el parabrisas
Luz interior (blanca / roja) con regulador de intensidad
Luces traseras LED con aviso de frenado de emergencia
Federico Reser Ingeniero de Venta Volvo Trucks.
Luces delanteras de identificación LED en V
Control remoto de la suspensión trasera neumática
Cámara: Sensor de desvío de carril + alerta de cansancio
Ayuda para arranque en pendiente, controles de bloqueo de diferencial, control de tracción, etc
Amplios y diversos compartimientos guardaobjetos / Excelente altura interior y movilidad en la cabina
Volante multifunción con AIRBAG / control total de la computadora de abordo y del piloto automático

 

La seguridad.

“Está en nuestro ADN desde los origenes. Estamos presentando vehículos con un altísimo nivel estándar de seguridad de serie. Airbags en toda la línea F, la mayoría de los camiones con frenos a discos, control de tracción y EBS. También para muchas de las aplicaciones, con control de estabilidad ESP. La nueva línea F incorpora un freno de remolque por detrás del volante y mismo control del freno motor. Con un mismo control sin sacar las manos del volante se controla el sistema de frenado por completo.
Ofrecemos paquetes de seguridad adicionales como sensor de desvío de carril, advertencia de punto ciego, el alerta de cansancio, piloto automático inteligente y el asistente de frenado de emergencia que trabaja combinado con dos de los 3 paquetes mencionados y proyecta una luz en el parabrisas. Cámara y radar trabajan automáticamente y, ante una posible situación de colisión, el camión toma acción antes que el chofer siendo capaz de frenar por sí mismo evitando un accidente o minimizando las consecuencias. Incluso las luces leds traseras parpadean avisando, al vehículo que circula por detrás, que habrá una frenada brusca. Toda esta seguridad activa, se encuentra soportada desde lo pasivo: la cabina diseñada como módulo de supervivencia y airbag para el conductor”.

Normativas y condiciones de infraestructura.

“Todavía las exigencias a nivel de seguridad son bajas. Con la norma Euro 5, en paralelo se exige que los camiones tengan frenos ABS de mínima. Además, Volvo Trucks pone a disposición sistemas como el EBS y el Control de tracción que están siendo muy solicitados por los clientes. El radar frontal, ante la baja visibilidad, por ejemplo, detecta antes que nuestros ojos la aproximación repentina a otro vehículo. El camión adapta la velocidad y toma acción frenando de manera segura incluyendo el semirremolque. Estos sistemas son compatibles con la infraestructura de las rutas nacionales pues se cambió la sensibilidad de las cámaras para tomar las líneas laterales, muchas veces deterioradas”.

Otras soluciones.

“Para la línea F cuando las cargas son importantes, tanto en aplicaciones off road o de ruta exigente, disponemos de un 6×4 con eje elevable y desembragable que se transforma en un 6×2. Pero si el camión está descargado, el tercer eje se desembraga y se eleva y el vehículo puede retornar a base como 4×2 ahorrando combustible y en desgaste de los neumáticos. Ofrece incluso, así, un mejor radio de giro. Esto se puede aplicar automáticamente mediante una tecla que sensa la carga (gracias a la suspensión neumática trasera y los sensores de carga). Como complemento, la caja automatizada I-Shift posee una opción de marchas súper reducidas: una primera marcha de 15 a 1 y otra opción con dos marchas súper-lentas de 19 y 32 a 1. Esto es -prácticamente- una reductora de 2 a 1. Es como tener dos vehículos en uno. La caja está homologada para transportar hasta 325 tn. Con esta nueva generación de I-Shfit, los cambios pasan muy rápido y la perdida de rpm y torque es ínfima”.
Volvo Trucks lleva adelante todo estos desarrollos pues casi el 35% de las personas que sufren lesiones graves o mueren en accidentes relacionados con camiones pesados son usuarios vulnerables de la carretera.
Dado el creciente ritmo de urbanización y el aumento del número de personas y vehículos en las rutas, existe riesgo de que se incremente el número de accidentes si no se toman serias medidas para evitarlo.
Alcanzar los más altos estándares de seguridad no sólo radica en la incorporación de sistemas de seguridad activa. El camión en su conjunto es testeado, por completo, para comprobar el nivel de seguridad pasiva para sus tripulantes. Los cinturones de seguridad de color rojo, son un distintivo de los camiones suecos.
Más allá del infotainment, el chofer puede tener el scoring de conducción en tiempo real, su performance y qué puntos debe mejorar para lograr una mayor economía de combustible. También, con un mensaje de texto, puede comunicarse con la oficina central y en caso de emergencia en ruta, sólo apretando un botón, mandar la información para que pueda ser asesorado. El chofer se desentiende y el camión hace todo por sí solo.
“La pantalla multifunción cuenta, también, con un navegador que puede guardar la ruta de trabajo. La caja, incluso, tiene un GPS que reconoce el recorrido. La ayuda del camión al chofer es invalorable. Esto tiene que ver con la electrónica y la evolución constante de los productos. Una evolución necesaria por cumplir con exigencias mínimas. Se vienen cambios de legislación, buscando mayor seguridad y eficiencia. Se tenderá a vehículos con más tecnología para aprovecharla no sólo desde lo económico. Los vehículos de menor gama y menor especificación van a ir quedando fuera del mercado por rendimiento. Eso ya se está comprobando”, remata Reser.

Asistencia Remota de Configuración

Los camiones Volvo pueden disponer de 28 unidades electrónicas programables que permiten obtener y diagnosticar 4000 datos de manera constante. Muestras claras de esa la evolución tecnológica que, desde hace casi 50 años, es el norte de la compañía con sede en Gotemburgo.
Más sensores para detectar el desgaste de componentes y así evitar paradas inesperadas. Armar mantenimientos a medida. Conocer más en detalle y a nivel remoto, el funcionamiento de una flota, permite el consejo al transportista de lo que debe o no modificarse de un camión. Una mayor disponibilidad se logra gracias a la asistencia remota de configuración del vehículo pues el cliente no necesita ir al concesionario. La potencia o el software de la caja de cambios pueden ser actualizados y cambiar su funcionamiento según la nueva aplicación de la unidad. No hay configuración única, el set up será para cada condición de trabajo.
“En ese sentido la evolución electrónica es necesaria. No hay escapatoria. Con la electrónica de avanzada y nuestros módulos, vamos avanzando con cada generación. Se duplica la capacidad de transferencia de datos y la posibilidad de combinarse. Esto hace que el camión reaccione de la mejor manera, lo más rápido posible”, remarca el Ingeniero de Ventas de Volvo Trucks.

Autónomos o platooning

Recientemente en Brasil, para la cosecha de Caña de Azúcar Volvo Trucks experimentó la utilización de un VM Autónomo. Una nueva alternativa que avanza en ámbitos determinados y cerrados pues todavía falta un marco legal.
Otro sistema que ya está probado es el Platooning. Mediante la conectividad entre los camiones, usando radares, algoritmos, etcétera, el tránsito en Pelotón permite ahorrar combustible haciendo, incluso, más seguros como previsibles los viajes. Sobre ambas alternativas de transporte futuro, opina Reser:
“Creo que para camiones autónomos, en nuestras rutas, falta un poco de tiempo. Estamos trabajando con prototipos en distintas partes del mundo. Es un momento de pruebas. Falta una evolución grande para que sean compatible con la ciudad. Todos los paquetes de seguridad ayudarán pero habrá que ir pensando la infraestructura que se necesita para lograr esa autonomía. En esta primera etapa, el nivel de autonomía es para aplicaciones más automatizadas, sin tanto tránsito de gente y en lugares controlados. Llegará esta tecnología, pero no estamos muy cerca todavía”.
“Respecto a Platooning hay un desarrollo más avanzado. La tecnología está disponible pero lo realmente importante es como compatibilizar esto con el tránsito ya que debe existir un acuerdo conjunto de legislación e infraestructura, entre países, provincias o estados. Hay un avance muy grande. Este sistema no está tan lejos de poder aplicarse”

Conectividad

Sebastián Varga es responsable de Soft Offer e Ignacio Roth, analista de consumo de combustible. Ellos aprovechan al máximo la nueva arquitectura electrónica desarrollada, entiendo la filosofía de tener -a futuro- todos los camiones conectados.
La Conectividad fortalece el vínculo con el cliente. A través del módulo electrónico se transmite toda la información del vehículo a los servidores del grupo Volvo en Suecia. Consumo, formas de manejo, desgaste de componentes, y otro sinfín de servicios y ámbitos de búsqueda se analizan apuntando a encontrar las mejores soluciones que sean necesarias para el cliente.

Toda la gama ofrece distintas opciones de conectividad. Dynafleet y Fuel Advice, son algunos servicios. También el sistema de asistencia de emergencia en ruta autónomo, el diagnostico remoto y la planificación activa de servicios, muestran el paso al frente que quiere dar Volvo Trucks.
El Fuel Advice es un servicio de asesoramiento donde se relevan los datos de Dynefleet. Tras analizarlos se le devuelve al cliente, informe mediante, el resultado de desempeño de su flota tras un periodo de 4 semanas. Tras un criterio comparativo y focalizando distintas particularidades del desempeño de la flota, se determina un plan de acción para corregir desviaciones en el consumo. Por lo general, con estos informes, se puede mejorar un 5% de acuerdo a la utilización que se le va a dar al camión.
Fuel Advice es un servicio gratuito en primera instancia, que se alcanza con paquete básico de Dynafleet y para flotas de más de 5 unidades.
Actualmente están inscriptos a los servicios Dynefleet, 500 unidades. En tanto, 12 clientes con 50 camiones, utilizan las ventajas que otorga el Fuel Advice.

DEJÁ UNA RESPUESTA

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí